"Dentro de la errática política internacional del gobierno Zapatero, las relaciones de España con Cuba han pasado del capítulo de lo cómico a lo trágico, porque lo que está en juego en la isla es la vida de un pueblo que lleva demasiados años sometido al yugo de la dictadura.

En medio de la aún no finalizada tensión por la muerte del disidente Orlando Zapata y la grave situación del opositor Guillermo Fariñas, el Presidente de la Comisión cubana de Derechos Humanos, Elizardo Sánchez, ha declarado en La Mañana de COPE que lo que menos necesita el régimen de los Castro es el aire que le insufla el gobierno español. La política de apaciguamiento que enarbola Moratinos tiene un amargo recuerdo en Europa, y se traduce en el envalentonamiento de la dictadura. Es una grave responsabilidad del Ejecutivo de Zapatero".

(Lee el artículo completo)

por la libertad de los presos políticos cubanos
| Share

2 Comentarios:

  1. Patria Civil. dijo...

    La colaboración que tiene hoy por hoy la diplomacia Española con el Gobierno de la Mayor isla del Caribe es puramente comercial y de intercambio material, que no es política con el Pueblo. ¡Que no hace política con el pueblo debido a su alcance material!; entonces la prensa, la gente, está relacionando, desde fuera de la información que maneja gobierno-isla en relación a lo financiero o propiedades de empresas españolas con capital e influencia española con los asuntos de personal; con los problemas de conciencia que surgen en el momento-contexto.

    Amen de observar y aquilatar una situación dentro de un contexto muchas veces opuesto o ajeno al problema parece que se evaden, por ende, muchas circunstancias, situaciones y conceptos que son caja de diamantes para entrar a hablar entre las representaciones de unos países con otros (desde la categoría pueblo). Pero, esas oportunidades son pasadas por alto y van al seguro, o sea, a la atención de la influencia que ya tienen, comercial, con la isla; por ser un entorno muy seguro para las inversiones que ya tienen y las que pueden hacer en el futuro. En la Isla no hay revolicos, ni violencia, ni hay problemas mayores para instalar cualquier cosa porque son negocios del Gobierno de los establecidos que viven de ello, cuidan ello de todas las formas.

  2. Anónimo dijo...

    mira, no olvides que España es un país de segunda categoría según los estándares europeos (y yo diría, según su maltrecha economía).

    No se le puede pedir más de lo que está en su reducido poder e influencia.