En conversación telefónica con Bertha Soler y Laura Pollán ambas testimoniaron de la marcha pacífica de hoy domingo hacia la iglesia de Santa Rita. Los insultos, por parte de las brigadas paramilitares, se escuchaban a través del teléfono, nuevamente los gritos de “pim, pom, fuera, abajo la gusanera”, y de “paredón, paredón”, apenas permitían escuchar la voz de Bertha Soler. Sólo pudieron llegar a la iglesia 6 Damas de Blanco, a las Damas de Apoyo les impidieron el acceso. Las 6 Damas de Blanco debieron encadenarse por los brazos, en círculo, de pie, calladas para conformar un cuerpo único resistente, mientras las turbas las agredían, insultaban, y maltrataban físicamente.

(Fuente y más informaicón: blog de Zoé Valdés)

por la libertad de los presos políticos cubanos
| Share

1 Comentario:

  1. Arroyito dijo...

    De verdad que no entiendo a la gente, estoy seguro que más de la mayoría de los que insultan a las damas de blanco, lo menos que son comunista ni están de acuerdo con el régimen y por unas migajas son capaces de cometer abusos contra personas pacíficas que solo reclaman sus derechos, y el gobierno los apoya porque no tienen escrúpulos de ningún tipo,comprendo que halla personas que no quieran buscarse problemas con el gobierno, pero que tampoco vayan a cometer atropellos contra mujeres indefensas, esos son peores que los mismos militares,