Prisioneros de conciencia recluidos en la cárcel de Guanajay agradecieron en un comunicado que publica Misceláneas de Cuba a la iglesia católica cubana, a los gobiernos democráticos, a organizaciones no gubernamentales y a todas las personas de buena voluntad que consiguieron que el régimen cubano le permitiera a Reina Luisa Tamayo, madre de Orlando Zapata, rendirle tributo a su hijo asesinado.

Después de recibir durante semanas el acoso de las turbas organizadas por el propio régimen, Reina Luisa Tamayo ha podido, durante dos domingos consecutivos, marchar en paz por las calles de Banes para acudir a misa y al cementerio donde está enterrado su hijo.

(Más en Misceláneas de Cuba)

por la libertad de los presos políticos cubanos
| Share

2 Comentarios:

  1. Iliana Curra dijo...

    Realmente la cárcel se llama "GUANAJAY".

  2. Aguaya dijo...

    Gracias!