Damas de Blanco resisten el acoso y hostigamiento de las turbas parapoliciales castristas en La Habana el pasado domingo, 25 de abril. Foto: REUTERS/Enrique De La Osa

La Habana, 28 de abril.- Las Damas de Blanco, colectivo de mujeres que agrupa a madres, esposas, tías y otros familiares de prisioneros de conciencia en Cuba, no pedirán permiso al gobierno de la isla para sus marchas pacíficas, hasta  que no reciban un documento legal con las restricciones dictadas, dijo en la Habana la líder de las féminas Laura Pollán, en declaraciones ofrecidas a la Unión de Periodistas Libres de Cuba.

“Nosotras nunca pediremos un permiso hasta que se nos comunique ese requerimiento de forma legal, con un documento del Ministerio de Justicia, del Ministerio del Interior o de la Fiscalía”, aseguró Pollán.

“Sepan las mujeres de Cuba que todas las que deseen apoyar a las Damas de Blanco, tienen las puertas abiertas, que es el gobierno quien reprime, porque quieren destruirnos,” agregó la esposa del periodista encarcelado Héctor Maceda Gutiérrez.

Como parte de las restricciones impuestas por el gobierno, las Damas de Blanco y su Grupo de Apoyo han sido impedidas de asistir a misa en la Iglesia Católica Santa Rita de Casia, y de marchar pacíficamente por la céntrica Quinta Avenida, en la barriada de Miramar, en el municipio Playa. Por varias semanas seguidas han sido víctimas de Actos de Repudio perpetrados por las turbas parapoliciales dirigidas por la Seguridad del Estado.

Fuente: Carlos Serpa Maceira, Unión de Periodistas Libres de Cuba

por la libertad de los presos políticos cubanos
| Share

2 Comentarios:

  1. angel collado ruiz dijo...

    Me gustaria ver a los curas ir a visitarlas a sus casas y oficiar en una de esas viviendas un servicio religioso ,toda vez que Dios no habita en casa hecha por manos humanas, Él esta en todo lugar.

  2. Anónimo dijo...

    me uno a esa esperanza.