por la libertad de los presos políticos cubanos
| Share

6 Comentarios:

  1. Anónimo dijo...

    que valientes! se me paran los pelos de emoción. Algo bueno pasará

  2. Susana dijo...

    Son cuatro gatos, pero CUBA COMENZA A DESPERTARSE, eso es lo importante. Ahora tinen que saber que no están solos, que los que se todavía se callan por lo menos admiran su coraje.

    GRACIAS.

    Susana.

  3. ar dijo...

    ¡¡Muerte a Raúl Castro y todos sus secuaces!!
    ¡Orlando Zapata Vive!!
    ¡Viva Reina Luisa Tamayo!!!
    ¡Gloria Eterna a las victimas del remolcador "13 de Marzo"¡
    ¡Gloria Eterna a las victimas de los campos de concentración de las UMAP!!
    ¡Libertad , democracia y pluripartidismo: Abajo el Comunismo!!

  4. Isbel Alba dijo...
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  5. Isbel Alba dijo...

    Estimada Susana,

    No son cuatro gatos. Si cuenta bien podrá apreciar que son un grupo que reúne a más de 20 personas.

    De hecho, si se comparan las circunstancias, son más que los cubanos que tienen el valor de protestar delante de las embajadas y consulados de Cuba en países libres donde gozan de todas las bondades de la democracia.

    ¡Que conste! Ya nadie puede decir que en Cuba la gente no hace nada.

    No, estas personas no están solas. Pero efectivamente, necesitan más apoyo y solidaridad de parte de los cubanos de la diáspora.

    Saludos.

  6. Susana dijo...

    Bueno, es un decir, hay 25 (personas, no gatos ;-)), que los conté. Yo confirmo lo que dices, Isabel, de que los cubanos en el extranjero no se molestan en manifestar. Yo la verdad que la única vez que me enteré de una manifestación frente al consulado no pude ir. Los demás cubanos que conozco aquí ni siquiera se atrevieron a firmar por los presos políticos: Tienen miedo a señalarse aún viviendo en democracia, tienen miedo a que les nieguen la entrada a Cuba y no poder ver más a su familia. Digo tienen porque ya no me incluyo en esa categoría. Por suerte hace rato que dejé de ceder al chantaje, aunque no dejo de respetar la decisión ajena.

    Un saludo,
    Susana
    Susana.